El apoyo del entorno en las enfermedades crónicas

Cuántas veces en nuestra vida debemos comenzar por lo evidente, por no dar nada por hecho y acudir primero a lo más cercano. Y cuántas veces nos saltamos este paso.

Por eso, cuando hablamos del apoyo del entorno, el primer punto que debemos aclarar es que en este caso nos referimos en concreto a los familiares y amigos, porque ya tendremos oportunidad de hablar de otras figuras. Y también por eso, en aras de esa claridad, consideramos básico enunciar unos principios que no por evidentes debemos menospreciar. Así, desde el punto de vista de quien padece una enferemedad crónica, podríamos enumerar tres grandes aspectos que deben tenerse en cuenta:

  • Informar es el paso previo para hacerse entender. Sin explicar en qué consiste tu dolencia, cómo afecta a tu día a día, o, más concretamente, qué acciones te impide o dificulta hacer, sin explicarlo  será más complicado hallar la comprensión necesaria, una comprensión que es la primera muestra de apoyo que puede tener cualquier paciente crónico.
  • Confiar y actuar con claridad. Cuando desde la comprensión cualquier familiar o amigo demuestra la voluntad de ayudar es importante no sentir vergüenza a la hora de solicitarla, del mismo modo que ser claros a la hora de transmitirla es un requisito imprescindible para el destinatario. La comunicación, básica en cualquier tipo de relación, se vuelve aún más necesaria.
  • Reconocer.  Quien demuestra esa voluntad de ayudar lo hace movido por las más variadas  razones, hecho que nunca debe hacernos olvidar el reconocimiento, agradecer reconforta a quien se ha ofrecido y a uno mismo.

Tres puntos que son necesarios tener presentes, más aún cuando esa persona cercana cumple las funciones de cuidador, aunque sólo sea en determinados periodos. Una figura, la del cuidador no profesional, que necesita de toda la información, formación, apoyo, descanso y reconocimiento que pueda ofrecérsele, puesto que su perfil es uno de los más proclives a sufrir el síndrome de burn-out, o de estar quemado,  que no es sino la expresión del agotamiento cuando uno se ve desbordado por las exigencias.

Y por último una pregunta que trataremos de resolver con vuestras aportaciones, ¿eres familiar o amigo de un enfermo crónico? ¿Cuáles son tus impresiones?

 

Anuncios

2 Responses to El apoyo del entorno en las enfermedades crónicas

  1. Pablo says:

    Este tema me parece muy importante por lo siguiente, yo soy amigo de una paciente de fibromialgia y su mayor problema es que en su familia no le creen ya que carecen de la información básica sobre la enfermedad. Piensan que el hecho de que haya dias en que no se pueda levantar obedece a una condicion de depresión o de otro tipo de desordenes … ya les ha tratado de explicar de que se trata su enfermedad, pero no ha podido hacerles entender de que se trata … cual seria su recomendación en este caso?

    • stgmarsan says:

      Bueno, no creo que nosotros podamos ofrecer ninguna recomendación, pero sí creemos que insistir en la información es lo importante. Gracias por tu aportación, creo que refleja bien lo que ocurre en ocasiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: