Novedades en esclerosis múltiple

A continuación podéis leer una serie de noticias publicadas a lo largo de esta semana en diferentes medios, que nos han resultado de interés, por su relevancia en la investigación sobre la esclerosis múltiple.

Efectos de la radiación solar y la Vitamina D en la aparición de la enfermedad.

Un estudio realizado en Australia recogió datos, durante 3 años, de 216 enfermos de esclerosis múltiple que han sufrido una primera fase de desmielinización. Los pacientes proporcionaron información sobre la incidencia solar que habían recibido a lo largo de su vida, y de forma más objetiva se tomaron medidas sobre el fenotipo de la piel, el daño actínico que presentaba la superficie cutánea y el estado de la vitamina D.

Los datos de estos pacientes, con edades comprendidas entre los 18 y los 59 años de edad, se compararon con los proporcionados por un grupo control de 395 individuos que no presentaban desmielinización.

Los investigadores encontraron que el riesgo de experimentar primeros episodios de desmielinización disminuía en un 30% por cada aumento de exposición ultravioleta equivalente a 1000 kilojulios que el individuo había experimentado a lo largo de su vida. Es decir, altos niveles de exposición solar, pasada o reciente, durante diferentes actividades de ocio, estaba asociado a un bajo riesgo de sufrir episodios de desmielinización.

Tambien observaron que aquellas personas con un mayor daño actínico eran un 60% menos propensas a sufrir desmilinización en el sistema nervioso central, que aquellos que tenían un menor daño actínico. Con respecto a la vitamina D, aquellos participantes con mayores niveles de la misma, eran menos propensos a tener un evento de desmilinización que aquellos con niveles más bajos.

Este es el primer estudio que se realiza en personas que han padecido unos primeros síntomas de esclerosis múltiple, pero que aun no han sido diangosticadas. Y las conclusiones que obtienen son, que la exposición solar y el estado de la vitamina D puede ejercer roles independientes en el riesgo de procesos de desmielinización en el sistema nervioso central. Es por ello, que estos dos parámetros han de ser evaluados en ensayos clínicos para prevenir la esclerosis múltiple.

Dos nuevos fármacos podrían añadirse al arsenal utilizado contra la esclerosis múltiple:

Dos nuevas drogas experimentales, orales y no injectadas, se están sumando a la carrera contra nuevos tratamientos encaminados a frenar la enfermedad.

Laquinimod:

El estudio se ha realizado con 1.106 pacientes con esclerosis multiple remitente-recurrente de 24 países. Los participantes recibieron o bien, una dosis oral diaria de 0.6mg de laquinimod o un placebo durante 2 años.

Aquellos pacientes que tomaron laquinimod mostraron una reducción del 23% en el ratio de recaidas anuales en comparación con aquellos tratados con placebo. Adicionalmente, se observó una reduccion del 36% en la progresión de la discapacidad y una reducción del 33% en la atrofia cerebral en aquellos enfermos tratados con laquinimod.

Según el investigador principal del ensayo, Giancarlo Comi “estos resultados tan interesantes confirman que el laquinimod tiene un impacto significativo en la evolución de la discapacidad y de la actividad de le enfermedad, mientras que se mantiene un elevado estado de la salud del paciente”.

BG-12:  

Resultados similares a los obtenidos con laquinimod han sido anunciados esta semana, con respecto al fármaco BG-12. El estudio realizado con este medicamento, inicialmente diseñado para tratar la psoriasis, ha constatado que tras un ensayo clínico de 2 años de duración con 1200 personas, los pacientes experimentaban una reducción en las recaídas de forma significativa, y también en comparación con aquellos pacientes control, que tomaron placebo.

Los resultados de ambos estudios han sido anunciados publicamente. Ahora es necesario que sean publicados en revistas científicas, previa estricta supervisión del comité científico de la misma, lo que les conferirá una veracidad científica.

El uso del interferon-beta durante las mañanas disminuye los síntomas similares a los de una gripe.

Aun siendo recomendada la administración del interferon-beta inyectable durante las tardes, es posible que las inyecciones por la mañana sean más efectivas.

Un estudio realizado en 105 individuos, evaluó los efectos de cambiar las inyecciones de la tarde a la mañana y obsevó la intensidad de los síntomas similares a la gripe, que los pacientes de esclerosis múltiple sufren.

Después de un mes inyectandose por las mañanas, evaluaron cuantitativa y cualitativamente los cambios (por ejemplo, severidad de los síntomas similares a una gripe, calidad del sueño, etc).

Del 93% de los pacientes que se inyectaron el interferon-beta por la tarde, un 85% seguía presetando síntomas similares a una gripe.

El 57% de los pacientes cambiaron las inyecciones a por la mañana, y de ellos, un 58% presentaron una reducción de los síntomas similares a una gripe, un 24% no experimentaron cambios y un 18% creían que habían aumentado. También se observó qye un 48% de los pacientes afirmaron tener mejor calidad de sueño.

Por tanto, concluyen diciendo que cambiar la inyección del interferon-beta por la mañana, puede reportar beneficios a los pacientes de esclerosis múltiple.

En redpacientes queremos aportar novedades que aparezcan sobre la esclerosis múltiple, esperamos éstas os hayan resultado interesantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: