¿El estrés puede desarrollar la esclerosis múltiple? Nuevo estudio

Una investigación publicada el 31 de mayo de 2011 en la revista Neurology, revista médica de la Academia Americana de Neurología, en contraposición con artículos anteriores, ha encontrado nuevos descubrimientos en los que se demuestra que el estrés no aumenta el riesgo de una persona de desarrollar esclerosis múltiple.

El estudio ha sido respaldado por el Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos e Infartos.

El autor del estudio, el Dr. Trond Riise de la Universidad de Bergen, de Noruega dice:

Mientras que sabíamos que eventos estresantes durante la vida, habían mostrado un incremento en el riesgo de sufrir episodios de esclerosis múltiple, no estábamos seguros de si estos estresores podían, verdaderamente generar el desarrollo de la enfermedad en si misma.

Los investigadores han estudiado dos grupos de mujeres enfermeras, procedentes de un estudio realizado sobre la salud de las enfermeras.

  • El primer grupo, con 121.700 enfermeras de edades comprendidas entre los 30 y los 55 años, fueron controladas desde 1976.
  • El segundo grupo estaba compuesto de 116.671 enfermeras con edades comprendidas entre los 25 y los 42 años, que fueron controladas desde 1989.

A las participantes se les pidió que indicaran el estres general sufrido en casa y en el trabajo, incluyendo abusos físicos y sexuales durante su infancia y adolescencia. Del primer grupo, 77 personas desarrollaron esclerosis múltiple hasta el año 2005. Del segundo grupo, 292 personas desarrollaron la enfermedad hasta el año 2004.

Según el Dr. Riise:

El riesgo de escelerosis múltiple es particularmente mayor entre las mujeres jóvenes, la diferencia en el número de casos es consistente con la diferencia de edad de las mujeres en los dos grupos controlados desde el principio del estudio.

Después de considerar factores como la edad, la etnia, la latidud del lugar de nacimiento, la masa corporal a los 18 años y el hábito de fumar, el estudio encontró que un estrés severo en el hogar no aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad. Tampoco hubo un aumento significativo del riesgo de desarrollar esclerosis múltiple entre aquellas que indicaron abusos físicos severes o sexuales durante la infancia o adolescencia.

El Dr. Riise dice que:

Esto descarta al estrés como uno de los grandes factores de riesgo para la esclerosis múltiple. Los futuros estudios pueden ahora centrarse en medidas del estrés más repetidas y más afinadas.

Desde redpacientes procuramos ofreceros las últimas noticias relacionadas con la enfermedad.

Anuncios

Moduladores clásicos en artritis reumatoide: ineficacia del 40%

El Congreso Anual Europeo de Reumatología (EULAR) ha tenido lugar del 25 al 28 de mayo de 2011, en Londres, Reino Unido.

Su objetivo es proporcionar un foro del más alto nivel para científicos (clínica y básica), el intercambio educativo y social entre los profesionales implicados en reumatología y el enlace con organizaciones de pacientes, con el fin de lograr avances en el cuidado clínico de los pacientes con enfermedades reumáticas.

Una de las conclusiones que se han extraído del mismo es que el 40% de pacientes con artritis reumatoide no responde al tratamiento con moduladores clásicos.

Los expertos han debatido en este evento la optimización de este tratamiento.

El Dr. Alejandro Balsa, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid, ha puesto de manifiesto que:

Aquellos pacientes que no responden al tratamiento con fármacos moduladores clásicos son los que deben optar por los medicamentos biológicos.

Hoy en día, los biológicos son los fármacos más eficaces en las manifestaciones clínicas, en calidad de vida, etc., pero también tienen sus limitaciones ya que no todos los pacientes que los toman mejoran. La mitad de los enfermos tiene mejorías insuficientes y los medicamentos de este tipo pueden provocar algún problema de tolerabilidad a largo plazo, así como de seguridad y de costo.

Por eso, ha añadido, más que decir que son el tratamiento de primera línea, se deben reservar para aquellos pacientes en los que el tratamiento clásico no es eficaz.

El reumatólogo ha constatado que:

El metotrexato, el tratamiento convencional por excelencia para los afectados con AR, a dosis altas y una escalada rápida es eficaz hasta en un 30-40% de pacientes, es decir, prescribir más fármacos de entrada puede significar un sobretratamiento para  un porcentaje significativo de pacientes.

En esta línea, ha explicado que ya se empieza a contar con algunos factores que ayudan a predecir si el metotrexato va a ser o no eficaz. Entre ellos, cabe destacar el hecho de que el paciente sea mujer, que la enfermedad empiece pronto o que sea muy activa, o que se trate de un paciente fumador (está relacionado con el consumo y número de cigarros). Estos datos pueden ofrecer con cierta garantía si el  tratamiento va a ser o no eficaz. Además, si a esta terapia convencional se le asocia otro tratamiento clásico, se estima que en torno a otro 15% de enfermos podrían mejorar.

En el resto de pacientes, en torno al 40%, la duda es si pasar otro escalón entre los fármacos clásicos, lo que se denomina triple terapia, o empezar con el tratamiento biológico. El Dr. Balsa ha comentado que:

En este sentido, hay controversia entre los expertos. Todavía no hay una respuesta totalmente clara, puesto que hay estudios científicos a favor por ambas partes; mientras que en cuanto a los efectos de estas dos opciones terapéuticas no hay diferencias excesivamente grandes.

En este congreso también se habló de las nuevas moléculas y de las estrategias de tratamiento.

El Dr. Balsa destactó en su ponencia que:

En la actualidad hay un desarrollo importante de nuevas moléculas dentro del grupo de inhibidores de las vías de señalización intracelular, sobre todo las proteín-quinasas y que pueden jugar un papel muy importante frente a la artritis reumatoide. En concreto, hay dos fármacos (clásicos) que están en fase de desarrollo clínico muy avanzado y que probablemente en 2 ó 3 años estén disponibles en el mercado. Se trata de los inhibidores de la SYK quinasa e inhibidores de la JAK quinasa.

Respecto a las nuevas estrategias de tratamiento, se tiende a un control más estrecho del paciente, lo que implica una mayor frecuencia de las consultas para poder actuar mejor frente a la enfermedad.

El Dr. Balsa ha concluido diciendo:

Si se combinan los medicamentos clásicos bien usados, con el potencial que nos va a dar la llegada de las nuevas moléculas en desarrollo, junto con las innovadoras estrategias de tratamiento, van a significar un avance muy importante en este ámbito de la Reumatología. Y ya se está empezando a llevar a cabo esta estrategia en los tratamientos.

Para leer la noticia completa, aquí.

Dos noticias sobre fibromialgia: 1) eficacia de la actividad física y 2) el efecto analgésico de la melatonina

Os ofrecemos dos noticias sobre fibromialgia publicadas estos días:

1) Un estudio realizado por la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP), São Paulo (Brasil), ha publicado en la revista Rheumatology International un estudio sobre la eficacia de la actividad física para reducir el dolor en pacientes con fibromialgia.

El objetivo del estudio fue evaluar y comparar la efectividad de los ejercicios de estiramiento muscular (EEM) y de un programa de caminar (PC) para reducir el dolor en este tipo de pacientes.

Noventa mujeres, con edades comprendidas entre los 30 y 55 años, diagnosticadas con fibromialgia según los criterios de 1990 del American College of Rheumatology, fueron distribuidas en 3 grupos de forma aleatoria:

  • Grupo de mujeres con un programa de caminar (PC) establecido.
  • Grupo de mujeres con ejercicios de estiramiento muscular (EEM) establecido.
  • Grupo de mujeres control.

La principal medida evaluada fue el dolor (escala visual analógica). Como medidas secundarias, se registró la funcionalidad física (medido con el Cuestionario de impacto de la fibromialgia, FIQ), la calidad de vida según el estado de salud (medida con un corto formulario de seguimiento de la salud, SF-36), y el uso de la medicación.

La valoración de estos datos se realizó en el comienzo del estudio, a las 8, a las 16 y a las 28 semanas. Este protocolo de tratamiento fue completado por 68 pacientes. Los 3 grupos mostraron mejorías después de la semana 16 de tratamiento, en comparación con los datos obtenidos al comienzo del estudio.

A la semana 28, la reducción del dolor fue similar tanto para el grupo de PC como para el grupo de EEM, pero diferente a la del grupo control.

Al finalizar el tratamiento, el 80% de los sujetos del grupo control, tomaron medicación para el dolor, mientras que sólo el 46,7% de mujeres del grupo PC y el 41,1% de mujeres del grupo EEM, lo hicieron.

La media obtenida del cuestionario FIQ fue menor para el grupo PC y para el grupo EEM, en comparación con el grupo control. Pacientes de los grupos PC y EEM mostraron resultados más altos (mejor estatus de salud) que los pacientes del grupo control, en casi todas las subescalas del SF-36.

EL programa de ejercicios de estiramiento de los músculos fue tan efectivo como el de caminar, para reducir el dolor, en relación a las variables del estudio. Sin embargo, el manejo de los síntomas durante el periodo de seguimiento fue más eficiente en el grupo PC.

2) Otro estudio, recién publicado, realiza una revisión de las evidencias actuales obtenidas de los estudios experimentales y clínicos sobre el efecto analgésico de la melatonina.

Este estudio ha sido llevado a cabo por el Departamento de Cirujía Gastroenterlógica del Hospital Herlev, la Universidad de Copenhagen, el Departamento de Biología Celular y Estructural, la Universidad de Ciencias de la Salud de Texas, EE.UU.

Corte del cerebro: glándula pineal

La melatonina es una indolamina endógena, producida principalmente por la glándula pineal. Se ha demostrado que la melatonina tiene propiedaes cronobióticas, antioxidantes, antihipertensas, anxiolíticas y sedativas.

Los datos experimientales y clínicos que existen apoyan el papel analgésico de la melatonina. En estudios experimentales, la melatonina muestra potentes efectos analgésicos en función de la dosis suministrada. En estudios clínicos, la melatonina ha mostrado que tiene beneficios analgésicos en pacientes con dolor crónico (fibromialgia, síndrome del intestino irritable, migrañas).

El mecanismo fisiológico que hay detrás de esta acción analgésica de la melatonina no ha sido clarificado.  El efecto puede estar relacionado con los receptores de melatonina doble- G(i), los μ-receptores opioides doble G(i) o los receptores GABA-B con desconocidos cambios en el proceso, con una reducción consiguiente de la ansiesdad y el dolor.

El suministro repetido de melatonina mejora el sueño, y por tanto puede reducir la ansiedad, lo que conlleva a reducir los niveles de dolor. En esta publicación, han revisado las evidencias actuales en relación a las propiedades analgésicas de melatonina en animales y humanos con dolor crónico.

Help… de otra manera

Help. The Beatles. Ya, ya, esta semana parece que el viernes musical no trae nada nuevo y,  sin embargo, ¡mirad el vídeo!

La canción por todos conocida se transforma en algo diferente.  Ya no es Help, es Help… de otra manera.

En fin, igual que redpacientes: no es una página para pacientes, es una página para pacientes… de otra manera.

Nuevo fármaco para la artritis reumatoide se muestra alentador en un ensayo clínico

Un nuevo fármaco experimental para tratar la artritis reumatoide, desarrollado por la farmacéutica Johnson&Johnson, mejoró significativamente los signos y síntomas de la enfermedad en un ensayo clínico en estadio intermedio, a pesar del tratamiento con metotrexato (MTX).

Los resultados del ensayo clínico multicéntrico, en fase II, aletarorio y doble ciego mostraron que el tratamiento con sirukumab (CNTO 136) mejoraba los signos y síntomas de pacientes con artritis reumatoide activa apesar del tratamiento con MTX.

Las conclusiones de la Parte A del ensayo de dos partes, presentadas en el Congreso Europeo de la Liga Contra el Reumatismo (EULAR) en 2011 mostraron que una mayor proporción de pacientes que utilizaron sirukumab consiguieron una significativa reducción en una medición conocida como  Disease Activity Score 28 (Resultados de la Actividad de la Enfermedad, DAS28CRP), a la semana 12, el primer punto final del estudio.

Todos los pacientes de este estudio continuaron con MTX. El sirukumab es una inmunoglobulina-1 humana monoclonal, anticuerpo kappa cuyo objetivo es la interleukin citoquina (IL)-6, que está actualmente en fase II. Se está investigando su uso en pacientes con artritis reumatoide moderada a activa, como un tratamiento administrado subcutáneamente.

La artritis reumatoide, es una enfermedad sistémica inflamatoria caracterizada por síntomas que incluyen dolor, rigidez e inflamación, y en algunos casos destrucción y discapacidad de las articulaciones. Se estima que hay 1.5 millones de americanos afectados por esta dolencia y más de 23.5 millones de personas a nivel mundial, de la que no hay cura.
Según Josef Smolen, Profesor de Medicina del Departamento de Medicina Interna en la Universidad Medica de Vienna, Austria:

No todos los pacientes responden al tratamiento inicial, y en mi experiencia la proporción de pacientes que reciben actualmente terapias disponibles tendrán una respuesta inadecuada o perderán respuesta a lo largo del tiempo.

Continua habiendo una necesidad de ofrecer terapias adicionales para el tratamiento de la artritis reumatoide. Los resultados que hemos observado hasta la fecha con sirukumab son prometedores, y estamos esperando a ver próximos resultados de los datos que se estan adquiriendo con los ensayos clínicos actuales.

Los investigadores han publicado los datos de la Parte A del estudio, en la cual los pacientes continuaron utilizando una dosis de base de MTX y los cuales fueron tratados, de forma aleatoria, con inyecciones subcutáneas de sirukumab 100mg o por placebo, una vez cada 2 semanas, desde la semana 0 a la semana 10.

En la semana 12, un análisis provisional mostró que el 82% de los pacientes del grupo tratado con sirukumab consiguieron una buena o mederada respuesta en el DAS28 CRP, comparado con el 32% de los pacientes que recibieron placebo más MTX. En esta semana, se observó al menos una mejoría del 20% en una médida conocida como American College of Rheumatology Scores (ACR20), en el 75% de los pacientes tratados con sirukumab, comparado con el 21% de los pacientes que recibieron placebo más MTX. Los pacientes con sirukumab mostraron una mejoría en los componentes del ACR y una disminución de la rigidez a primeras horas de la mañana.

El tratamiento con sirukumab fue generalmente bien tolerado durante las 10 semanas de tratamiento. Tres pacientes abandonaron el estudio antes de la semana 12, debido a efectos adversos: Un serio efecto adverso de celulitis estafilocócica (paciente con sirukumab), un efecto adverso de pneumonía (paciente con sirukumab) y un paciente que empeoró en la artritis reumatoide (paciente con placebo).

Jerome A. Boscia, Jefe de Desarrollo de Inmunología de Centocor Research & Development, Inc. comenta:

Somos muy optimistas acerca de los resultados que hemos observado, hasta el momento, con sirukumab. Creemos que este fármaco tiene el potencial para ofrecer a los médicos una importante nueva opción terapéutica para el tratamiento de la artritis reumatoide, en un futuro.