Una potencial terapia para la esclerosis mútliple parece destruir neuronas

Un nuevo descubrimiento, publicado en la revista Journal of Leukocyte Biology, demuestra que una potencial terapia para tratar la esclerosis mútliple puede destruir células cerebrales.

Investigadores de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Alberta (Canadá) han descubierto que algunos linfocitos-T “protectores” pueden destruir neuronas. Este descubrimiento es significativo porque un tipo específico de terapia con linfocitos-T está siendo promovida en la comunidad médica como potencial tratamiento para la esclerosis múltiple y otras condiciones autoinmunes.

Según el Dr. Fabrizio Giuliani, de la División de Neurología:

Usar linfocitos-T en enfermedades autoinmunes se ha visto como una potencial herramienta de tratamiento. Pero estas células, que se supone son regulatorias, pueden destruir neuronas cuando se activan. En nuestras manos, al menos, estas células fueron capaces de destruir neuronas. Por lo que ésto es muy imporante. En la literatura sobre esclerosis mútliple, se estaba empezando a hablar acerca de usar estas células como tratamiento. Este área necesita ser más estudiada antes de que se utilicen en pacientes con esclerosis múltiple.

El descubrimento fue fortuito, Giuliani explica:

Estabamos utilizando estas células como un control en nuestro proyecto. Entonces los linfocitos-T hicieron algo interesante, algo que no esperábamos. De hecho, estabamos esperando la respuesta exactamente opuesta con estas células. Estabamos mirando cómo un tipo específico de linfocito-T podría prevenir la muerte neuronal y lo que encontramos fue que eran estos linfocitos los que estaban causando la muerte neuronal.

Las células-T son muy importantes, su rol principal es atacar a virus extraños o bacterias y regular o mantener la tolerancia del sistema inmune. Sin embargo, cuando la tolerancia de los linfocitos-T se ve perturbada, puede causar enfermedades autoinmunes.

Investigadores de la comunidad médica pensaban que si podían recolectar cuidadosamente estas células-T reguladoras e inyectarlas en los pacientes con enfermedades autoinmunes, estas células-T podrían mantener dicha enfermedad bajo control. Ensayos clínicos realizados en modelos animales tratados con células-T resultaron prometedores, pero recientes estudios realizados en células humanas han demostrado que los humanos tenemos diferentes subpoblaciones de células-T, algunas de las cuales no tienen función regulatoria.

El Dr. Giuliani y su equipo han trabajado con diferentes subpoblaciones de células-T y han descubierto que algunas son tóxicas para las neuronas. Es por ello, que consideran necesario seguir trabajando en esta línea, para poder descubrir el por qué.

El enlace a la noticia completa (en inglés), aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: