Investigaciones dirigidas a encontrar tratamientos modificadores de la esclerosis múltiple

En la 63ª Conferencia Internacional, organizada por la Academia Americana de Neurología en abril de 2011 en Hawaii, a la que asistieron más de 10.000 investigadores y prestiogiosos neurólogos, se ofrecieron resultados muy interesantes y prometedores sobre las investigaciones dirigidas a encontrar tratamientos modificadores de la esclerosis múltiple.

De los posibles tratamientos modificadores de la enfermedad ofrecieron los siguientes datos:

Fingolimod (Gilenya)

En el ensayo clínico FREEDOMS en fase III este fármaco redujo el rango de las recaídas en un 54% comparado con un placebo. Se obtuvo una reducción del 37% de la progresión de la discapacidad despues de 3 meses, para aquellos que usaban esta terapia por primera vez en comparación con una reducción del 30% en aquellos que previamente habian recibido otras terapias.

Laquinimod

En el ensayo clínico ALLEGRO en fase III unas 1100 personas con esclerosis múltiple remitente-recurrente de 24 países, recibieron una dosis oral diaria de laquinimob o de un placebo durante 2 años. Aquellos que tomaron laquinimod mostraron una reducción del 23% en el ratio de recaídas anuales, una reducción del 36% en la progresión de la discapacidad y una reducción del 33% en la atrofia cerebral. Este fármaco parece ser seguro y estar bien tolerado, con pocos efectos adversos.

BG-12 (dimetil fumarato)

Más de 1200 personas con EM remitente-recurrente recibieron de forma oral este fármaco, 2 o 3 veces por día, en el ensayo clínico DEFINE en fase III. Se observó una reducción estadísticamente significativa en el ratio de recaídas, en el número de aparición de nuevas o antiguas lesiones y en el ratio de la progresión de la discapacidad comparada con los que tomaron placebo.

Alemtuzumab (Campath)

Se presentaron resultados de la comparación de datos obtenidos de 5 años sobre el Alemtuzumab con el Rebif. El 65% de los pacientes con Alemtuzumab estaba libre de la actividad clínica de la enfermedad en comparación con el 27% de los que tomaban Rebif. Además, el 72% no sufrieron recaidas comparado con un 41% para Rebif. Un segundo estudio mostró que el Alemtuzumab era dos veces más propenso que el Rebif a mejorar los problemas visuales.

Fampridina (fampyra)

Este tratamiento ofreció mejorías similares locomotoras, a la hora de caminar, a pesar de las condiciones iniciales de la velocidad de caminar o a nivel global de la discapacidad. Estas mejoras fueron clínicamente significativas y permitieron una mejoría en las actividades diarias relacionadas con caminar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: