Nuevo papel de las proteínas TNF, importante para tratar la artritis reumatoide

Un nuevo estudio realizado por un grupo de reumatólogos del Hospital de Cirugía Especial de Nueva York ha identificado un nuevo papel de una proteína, que puede permitir desarrollar nuevos tratamientos para la artritis reumatoide (AR).

Estos reumatólogos han mostrado que una poderosa proteína pro-inflamatoria, factor de necrosis tumoral (TNF), también puede suprimir aspectos de la inflamación. Los investigadores dicen que la identificación del mecanismo de cómo ocurre esto puede potencialmente derivar al desarrollo de nuevos tratamientos para enfermedades tales como la artritis reumatoide. El estudio ha sido publicado online el 22 de mayo de 2011 en avance a la publicación en la revista científica Nature Immunology.

Según el Dr. Lionel Ivashkiv, Investigador jefe del estudio y médico del programa Artritis y Degeneración Tisular del Hospital de Cirugía Espacial:

Previo a este estudio, las TNF han sido muy bien conocidas como potentes citoquinas pro-inflamatorias, pero si miramos detenidamente en la literatura médica/científica, hay pistas que muestran también unas funciones supresivas, pero nada se sabía de los mecanismos implicados.

Éste es realmente el primer mecanismo que muestra cómo las TNF pueden controlar la inflamación y reducirla.

Ya que muchas proteínas tienen funciones homeostáticas, de conducción o supresión de ciertas acciones para que la célula mantenga su equilibrio interno, los investigadores pensaron que las TNF quiza no eran una excepción.

El Dr. Ivashkiv dice:

Muchos de los fuertes activadores del sistema inmune desencadenan una respuesta de feedback para contener la cantidad de inflamación.

Para encontrar un factor prototípico inflamatorio que estimulase los receptores importantes implicados en la inflamación, los investigadores diseñaron experimentos donde los lipopolisacádifos (LPS) estimulasen a los macrófagos, células del sistema inmunitario.

En estudios realizados in vitro (en laboratorio), los investigadores trataron monocitos y macrófagos humanos, células que tienen un papel clave en las enfermedades inflamatorias, con TNF y luego cambiaron estas células con LPS.

Encontraron que las TNF suprimían la respuesta inflamatoria de los macrófagos y de los monocitos. Posteriormente aplicaron bajas dosis de TNF a ratones, seguido de altas dosis de LPS y encontraron que los ratones estaban protegidos de los efectos provocados por las altas dosis de LPS, que usualmente es letal.

Descubrieron que los mecanismos por los cuales TNF suprime la respuesta inflamatoria implica a una proteína llamada GSK3 (Glucógeno sintasa quinasa 3-alfa) y a un gen conocido como TNFAIP3 que codifica la proteína A20. Experimientos con fármacos que inhiben a la GSK3, como experimentos con RNA de interferencia del A20, que puede bloquear la función del gen A20, ayudó a identificar el rol de esta proteína y del gen.

Según los investigadores estos descubrimientos pueden ser usados para desarrollar potentes terapias para enfermedades como la artritis reumatoide.

Creemos que es relevante para la artritis reumatoide, no solo porque las células que estamos estudiando (los macrófagos) son exactamente las mismas células que migran a las articulaciones y hacen que las citoquinas se impliquen en la respuesta inflamatoria en la artritis reumatoide, sino porque la proteína A20 está implicada. Uno de los genes mejor ligados con la artritis reumatoide es el TNFAIP3.

Existen polimorfismos en el gen A20 que se han visto ligados a la patogénesis de la artritis reumatoide.

La hipótesis de estos investigadores es que los pacientes que generen menos A20 son más susceptibles de inflamación y por tanto de padecer artritis reumatoide. Un acercamiento para tratar la artritis reumatoide podría ser aumentar los niveles de A20 en pacientes que de forma natural generean menos A20, manipulando GSK-3, ya que este estudio ha mostrado como GSK-3 influye en el gen A20.

El Dr. Ivashkiv dice:

El estudio abre una nueva línea de investigación para entender cómo los niveles de A20 pueden ser manipulados en pacientes con múltiples enfermedades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: