Moduladores clásicos en artritis reumatoide: ineficacia del 40%

El Congreso Anual Europeo de Reumatología (EULAR) ha tenido lugar del 25 al 28 de mayo de 2011, en Londres, Reino Unido.

Su objetivo es proporcionar un foro del más alto nivel para científicos (clínica y básica), el intercambio educativo y social entre los profesionales implicados en reumatología y el enlace con organizaciones de pacientes, con el fin de lograr avances en el cuidado clínico de los pacientes con enfermedades reumáticas.

Una de las conclusiones que se han extraído del mismo es que el 40% de pacientes con artritis reumatoide no responde al tratamiento con moduladores clásicos.

Los expertos han debatido en este evento la optimización de este tratamiento.

El Dr. Alejandro Balsa, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid, ha puesto de manifiesto que:

Aquellos pacientes que no responden al tratamiento con fármacos moduladores clásicos son los que deben optar por los medicamentos biológicos.

Hoy en día, los biológicos son los fármacos más eficaces en las manifestaciones clínicas, en calidad de vida, etc., pero también tienen sus limitaciones ya que no todos los pacientes que los toman mejoran. La mitad de los enfermos tiene mejorías insuficientes y los medicamentos de este tipo pueden provocar algún problema de tolerabilidad a largo plazo, así como de seguridad y de costo.

Por eso, ha añadido, más que decir que son el tratamiento de primera línea, se deben reservar para aquellos pacientes en los que el tratamiento clásico no es eficaz.

El reumatólogo ha constatado que:

El metotrexato, el tratamiento convencional por excelencia para los afectados con AR, a dosis altas y una escalada rápida es eficaz hasta en un 30-40% de pacientes, es decir, prescribir más fármacos de entrada puede significar un sobretratamiento para  un porcentaje significativo de pacientes.

En esta línea, ha explicado que ya se empieza a contar con algunos factores que ayudan a predecir si el metotrexato va a ser o no eficaz. Entre ellos, cabe destacar el hecho de que el paciente sea mujer, que la enfermedad empiece pronto o que sea muy activa, o que se trate de un paciente fumador (está relacionado con el consumo y número de cigarros). Estos datos pueden ofrecer con cierta garantía si el  tratamiento va a ser o no eficaz. Además, si a esta terapia convencional se le asocia otro tratamiento clásico, se estima que en torno a otro 15% de enfermos podrían mejorar.

En el resto de pacientes, en torno al 40%, la duda es si pasar otro escalón entre los fármacos clásicos, lo que se denomina triple terapia, o empezar con el tratamiento biológico. El Dr. Balsa ha comentado que:

En este sentido, hay controversia entre los expertos. Todavía no hay una respuesta totalmente clara, puesto que hay estudios científicos a favor por ambas partes; mientras que en cuanto a los efectos de estas dos opciones terapéuticas no hay diferencias excesivamente grandes.

En este congreso también se habló de las nuevas moléculas y de las estrategias de tratamiento.

El Dr. Balsa destactó en su ponencia que:

En la actualidad hay un desarrollo importante de nuevas moléculas dentro del grupo de inhibidores de las vías de señalización intracelular, sobre todo las proteín-quinasas y que pueden jugar un papel muy importante frente a la artritis reumatoide. En concreto, hay dos fármacos (clásicos) que están en fase de desarrollo clínico muy avanzado y que probablemente en 2 ó 3 años estén disponibles en el mercado. Se trata de los inhibidores de la SYK quinasa e inhibidores de la JAK quinasa.

Respecto a las nuevas estrategias de tratamiento, se tiende a un control más estrecho del paciente, lo que implica una mayor frecuencia de las consultas para poder actuar mejor frente a la enfermedad.

El Dr. Balsa ha concluido diciendo:

Si se combinan los medicamentos clásicos bien usados, con el potencial que nos va a dar la llegada de las nuevas moléculas en desarrollo, junto con las innovadoras estrategias de tratamiento, van a significar un avance muy importante en este ámbito de la Reumatología. Y ya se está empezando a llevar a cabo esta estrategia en los tratamientos.

Para leer la noticia completa, aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: