Situaciones personales que nos perjudican

El título de este post es el mismo con el que hace unos días Ruth abrió un tema en el foro general de redpacientes.  Un interesante hilo del que ahora queremos destacar varias de sus respuestas, y centrarnos en una que resume bien algunas actitudes que pueden ayudar a resolver esta cuestión.  Nos gustaría contar con vuestras aportaciones, de ahí que expongamos el caso.

Como hemos mencionado todo empezó con esta pregunta:

Quería preguntaros cuál es, para vosotros, la respuesta correcta a los problemas que nos plantea a cada uno nuestra vida, nuestro día a día. Que nos afecta es evidente, entonces ¿hay que evitarlos, por nuestro bien, o hacerles frente aún arriesgándonos a perjudicar nuestra salud?

Las respuestas se sucedieron. Todas tuvieron interés, y un grado alto de empatía ante lo que preguntaba Ruth. Wendy y Macahu ofrecieron sus argumentos, que abogaban por cambiar las circunstancias. Emilia también contestó,  su punto de vista era que debemos aprender a relativizar las cosas y crear prioridades en todo lo cotidiano.

Ruth puntualizó aún más la pregunta, para centrar aún más las respuestas:

Me refiero más bien a las situaciones que nos empeoran por estrés. Por ejemplo: un trabajo muy estresante (pero no estresante normal, sino del estrés que nos provoca brotes). Una pareja que no está a nuestro lado y nos crea problemas […] Un compromiso adquirido con lo que sea o con quien sea, que, igualmente, nos exige tanto que nos lleva al brote una y otra vez…

Y entonces surgió una contestación que la mayoría aplaudió, la intervención de Isabel. La desgranamos e indicamos los aspectos más relevantes de la misma:

Parte de una premisa:

Definitivamente yo soy partidaria de cambiar mis circunstancias y no “apechugar” con lo que venga.

Afronta de este modo las obligaciones autoimpuestas…

Me he quitado de encima muchas y he suavizado otras. He aprendido que puedo dar mucho no-material: estar ahí para escuchar, dar cariño y apoyo, etc., y que la gente de mi alrededor se las arregla sin las cosas materiales o “tangibles” que antes les daba o las busca por otro lado. Y no me quieren menos por eso, aunque a algunas les cueste entenderlo.

… y de esta manera la relación con la pareja:

Soy partidaria de que sepan cuándo estoy mal, que si digo que no puedo hacer algo no acabe capitulando y haciéndolo porque sé que si no me mantengo firme acabarán por creer que en el fondo puedo hacerlo y sólo me estoy haciendo la víctima.

En cuanto a las personas de alrededor:

Si alguien me estresa tanto como para provocarme un brote, prescindo de ese alguien. Puedo tolerar un brote por circunstancias urgentes, porque yo misma no haya sabido ponerme un límite o por otras razones, pero no porque a alguien le dé por no creerme ni tenerme en cuenta.

Finalmente resume:

Sé que intentar cambiar las circunstancias personales puede muy bien llevarnos a un brote o a varios porque supone mucha lucha y resistencia por parte de los que nos rodean, pero al menos son brotes con un propósito: mejorar la situación en el futuro para reducirlos o eliminarlos. Mientras que los brotes por apechugar tienen la mala costumbre de repetirse una y otra vez e incluso ir a más.

Las enfermedades de las que parten, espondilitis anquilosante unos, fibromialgia y síndrome de fatiga crónica otros, son distintas, pero las conclusiones en este aspecto parecen ser intercambiables, ¿qué opináis?

Anuncios

3 Responses to Situaciones personales que nos perjudican

  1. MARISOL PALACIOS says:

    Es muy bueno este reporte, yo he aprendido a cuidar mi energía como oro puro, ya que una mínima discusión o estrés que paso, repercute en mi cuerpo y en mi mente, dejándome de cama por semanas, soy marisol y tengo FM y SFC.

    • Karina Kat says:

      Hola soy Karina, sufro de artritis psoriásica y tengo 38 años. Mi psicóloga dice que si alguna persona o familiar inicia una discusión, yo ponga el límite y le diga que más de 10 o 15 minutos de discusión no tolero oir, por una cuestión medica. Así a veces me hacen caso y otras no, pero bueno, tengo la excusa para cortar el estress si me esta empezando a afectar. Saludos a todos.

  2. A mi la convivencia con mi exmarido me dejaba baldada… desde que me separe mi casa es un remanso de paz y silencio y mis brotes son menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: