¿Hay hueco para la rehabilitación en la era de los biológicos en espondilitis anquilosante?

Hoy leíamos este artículo publicado en The Journal of Rheumatology: Rehabilitación en la era de los biológicos ¿Hay hueco para este tipo de terapia?

En 1955, Lawrence y Sladden escribieron un artículo sobre el valor de la fisioterapia en las enfermedades reumáticas. Como introducción del artículo escribieron:

Para medir el valor de un método de tratamiento para las enfermedades reumáticas el problema, debería abordarse desde 2 ángulos diferentes:

  1. Tanto si el remedio alivia el dolor.
  2. Como si acelera la recuperación o remite por completo.

Esta declaración sostuvo el pilar principal del manejo de pacientes con espondilitis anquilosante (EA) por muchos años. Usando una máquina del tiempo, podemos movernos desde mediados de 1950 hasta el tercer milenio, cuando la Sociedad de Evaluación Internacional de Espondiloartritis (ASAS) propuso evidencias basadas en recomendaciones para guiar a los médicos en el manejo de la EA.

De hecho, a pesar del uso de tratamientos anti-TNF en pacientes con EA, lo que ha sido considerado como una estrategia revolucionaria en el tratamiento de estos pacientes, la ASAS sostiene, de forma más fuerte, un acercamiento hacia el manejo optimo de la EA, que pasa por una combinación de tratamientos no-farmacológicos con farmacológicos.

Es más, la rehabilitación es aún considerada una de las principales estrategias, la mayor parte de las veces mostrando efectos beneficiosos; y las terapias no-farmacoloógicas (incluyendo la educación, el ejercicio y la fisioterapia) fueron incluidas en las recomendaciones para el manejo de EA por el grupo de trabajo EULAR por ASAS. En las primeras actualizaciones de estas recomendaciones, se enfatizó en que el ejercicio regular y la educación del paciente son la piedra triangular del tratamiento no-farmacológico, y que el ejercicio supervisado es más efectivo que el ejercicio realizado en casa.

Sin embargo, aún considerando el papel tan importante de la rehabilitación, hay al menos 2 asuntos por afrontar:

  1. ¿Qué evidencias existen del tipo de terapia física/rehabilitación que es más efectiva en pacientes con EA, y qué duración tienen los efectos positivos de este tratamiento? En otras palabras, ¿cuánto duran los efectos positivos?.¿
  2. En la era biológica la rehabilitación aún se considera como tratamiento para estos pacientes?

Para tratar el primer asunto, se puede afirmar que las intervenciones de fisioterapia para la EA han demostrado ser una parte importante del manejo de esta enfermedad, siendo útil con tendencia a ser más efectiva cuando está supervisada por un profesional dentro de un grupo. Las más recientes revisiones de las intervenciones de fisioterapia confirman esta estrategia, indicando también que el ejercicio supervisado era más beneficioso para la mobilidad espinal, compaándolo con el realizado en casa.

Hace pocos años, un grupo coreano mostró que el ejercicio diario realizado en casa aumenta la mobilidad de las articulaciones y la capacidad funcional, y disminuye el dolor y la depresión en pacientes con EA.

Para estimar la duración de los efectos positivos de la fisioterapia, no hay resultados claros. De hecho, basándose en resultados previos, varios estudios (1, 2, 3)mostraron que la rehabilitación intensiva es efectiva induciendo mejoras a corto plazo de la mobilidad espinal, pero aún quedan dudas sobre mejoras despues de largos periodos. Algunos  datos muestran que los pacientes con EA experimentaron un pérdida progresiva del movimiento independientemente de la duración de la enfermedad y del ejercicio frecuente no supervisado.

Para abordar el segundo punto, sobre el posible papel de la rehabilitación en la era de los biológicos, debemos considerar solo un acercamiento combinado (agentes biológicos y rehabilitación). El concepto de tratamientos combinados ha ganado cierta importancia en los últimos años y, en el presente, algunos artículos muestran los efectos sinérgicos de los agentes biológicos y la rehabilitación.

Según los autores de este artículo:

Estamos persiguiendo el concepto de la combinación de tratamientos como una manera mejor de tratar esta fascinante y desafiante enfermedad. Aunque la modalidad de combinación no esté aún clara, nuestra hipótesis se basa en: añadir rehabilitación a la terapia biológica podría incrementar su eficacia y/o prevenir de posibles fracasos en el tratamiento.

Fuente: The Journal of Rheumatology

Anuncios

One Response to ¿Hay hueco para la rehabilitación en la era de los biológicos en espondilitis anquilosante?

  1. Me parece muy bueno, sin embargo, el problema muchas veces es que hay poco personal capacitado. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: