Consejos prácticos para llevar el día a día de tu enfermedad

Hace unos días, en un grupo de Facebook dedicado a la miastenia una interveción de Juan, miembro de redpacientes, nos proporcionó una idea para preguntar en el foro.

Juan comentaba dos pequeños detalles, relacionados con su dolencia, que podían servir a las personas que lo estuvieran pasando mal. Dos consejos, muy sencillos, pero prácticos. Y eso fue lo que buscamos: pequeños consejos que fueran prácticos para llevar el día a día de una enfermedad.

Los pequeños consejos de Juan eran (en relación con la miastenia):

  • Usar toallas pequeñas para la ducha: pesan menos y secan igual.
  • Si tenéis debilidad en el cuello, a la hora de comer acercad el plato a la cabeza, y no al revés. Os costará menos.
  • Si en algún momento no puedes hablar, cálmate no te pongas nervioso, y escribe.

Nuestro consejo... ¡Únete a redpacientes! 😉

Pero tuvimos más repuestas ¡y esperamos muchas más en los comentarios de este post!

Nieves, también de miastenia, añadió:

  • No planificar muchas cosas para hacer en un día. Hay días en que uno esta más ocupado que otros. Pues bien, en esos días elegid bien lo verdaderamente importante, urgente, o simplemente lo verdaderamente placentero y marcaros esa meta. Una cosa por día, y si luego el cuerpo responde y se pueden hacer dos, pues mejor que mejor. Pero cuantos más planes, más estrés, y menos fuerzas tendremos seguramente.
  • Buscar a lo largo del día momentos en los que daros pequeños descansos. En todos los museos, centros comerciales, en la calle, etc., siempre hay algún lugar donde sentarse cinco minutitos y reponer fuerzas. Y no hace falta estar cansado para descansar.

Begoña, con fibromialgia, comentaba por otro lado:

  • Aliviar el dolor con calor seco (manta eléctrica, bolsitas de arena), durante 20 minutos.
  • Antes de levantarse de la cama hacer unos estiramientos  (te pones recta en la cama y estiras todo tu cuerpo, brazos, piernas, cuello, etc.) y luego muy despacito te giras de medio lado y te incorporas de la cama. La sensación de anquilosamiento disminuye, y por lo menos te deja arrancar el dí.
  •  Una buena ducha caliente al comenzar el día tambien ayuda a paliar los dolores.

Isabel, recomendaba, “para las personas que tienen mal el mecanismo de regulación de la temperatura corporal, como en fm y sfc”:

  • Vestir varias capas de ropa finas en lugar de una sóla gruesa. Abriga más y se pueden ir quitando capas cuando aparecen los sudores.
  • También recomiendo una ducha caliente justo antes de irse a la cama como forma de entrar en calor y relajar los músculos.

Y, por último, Alejandra nos facilitaba otro consejo aplicable a todo el mundo:

  • Sumergir la mente en una actividad que nos atraiga.

Como véis son un buen cominenzo, pero nos gustaría incluir más gracias a vuestra colaboración. Solo tenéis que especificar la enfermedad y añadir vuestra recomendación.  Ah, y tampoco dejéis de visitar lo que otro de los miembros de redpacientes escribió como invitada a este blog, sobre cosas que nos hacen la vida más fácil.

Anuncios